Punto de encuentro de todos aquéllos que estén interesados en vida y obra del Padre Leonardo Castellani (1899-1981)

Para comunicarse con nosotros, escribir a castellaniana1899ARROBAgmailPUNTOcom

miércoles, 3 de febrero de 2021

Castellani como periodista (2ª parte)

 

Cultura
SEGUNDA PARTE DE LA CONFERENCIA RECUPERADA SOBRE LA RELACION DEL SACERDOTE-ESCRITOR CON LA PRENSA

Castellani como periodista (II)

El aterrizaje de Castellani en el periodismo tuvo un inesperado efecto apostólico, que también me explicó Carlitos Ibarguren, pues fue él quien, fino observador, lo advirtió en su momento, siendo asimismo partícipe del fenómeno.

Dividía Carlitos a los nacionalistas en dos grandes grupos: los "catos" y los "curdos". "Catos" eran los católicos, provenientes muchos de los Cursos de Cultura Católica, con buena formación doctrinal y firmes defensores del aspecto religioso incluido en el legado hispánico. Los "curdos", en cambio, eran los viejos muchachos, patriotas instintivos a quienes las cuestiones espirituales los habían tenido más o menos sin cuidado, provenientes de la milonga y proclives al castañazo y el exabrupto. Carlitos se preciaba de contarse entre ellos. 

No en vano, con malévola exageración, cierta publicación de izquierda, al informar sobre un acto político donde habló Carlitos y terminó en trifulca, dijo de él: "Harto de apalear mujeres y romper espejos en los cabarets se hizo fascista".

Pues bien, esos viejos muchachos, afines con los que décadas atrás habían militado en la "Liga Patriótica" de los Carlés, advirtieron un día con sorpresa que un cura era de los suyos. Y lo advirtieron a través de los escritos del Padre Castellani en las publicaciones nacionalistas que mencioné.

Descubrimiento éste que los impulsó, primero, a mirar al clero con mayor interés y, paulatinamente, hacia unas prácticas religiosas de las que habían estado lejos, pese a conocerlas por ser hijos de madres devotas. 

Ejemplo de ello es el caso de Eduardo Muñiz, Nenucho, temible dibujante en varias de las publicaciones nacionalistas que he mencionado. Nenucho era agnóstico y, como digo, poseedor de una cáustica agudeza, que se revelaba en sus caricaturas. Sin embargo, admirador de Castellani, terminó concurriendo los domingos a la iglesia del Tránsito, provisto de un grabador, a fin de registrar los comentarios al Evangelio que hacía el cura en su sermón. Comentarios que, conviene apuntarlo, dieron lugar a ese espléndido libro de éste que se llama, precisamente, El Evangelio de Jesucristo. Y a otros sucesivos que se siguen publicando bajo el título de Domingueras Prédicas.

-o-

Ruego me disculpen si me cito a mí mismo. Pero, como ya me ocupé de Castellani como periodista en un librito lleno de erratas que me publicó la editorial AZ, repetiré unos párrafos del mismo que estimo oportunos. Digo allí:

""Para calibrar adecuadamente las implicancias de su actuación periodística, en órganos de definido carácter ideológico, es necesario recordar que ésta tiene lugar a principios de la década del 40 y que la Segunda Guerra Mundial había dividido al planeta en general y a Buenos Aires en particular, determinando bandos ferozmente enfrentados: aliadófilos y germanófilos, nacionalistas y democráticos, fascistas y cipayos, dicotomías todas que encerraban una oposición inconciliable. Ello, naturalmente, informa la política de la época y le confiere áspera intemperancia: no está el horno para bollos. Y, apenas concluida la guerra, el advenimiento de Perón determinará que nadie baje la guardia, continuando los enfrentamientos con otros motivos inmediatos y parecidas causas mediatas.

"En este ambiente caldeado esgrime Castellani su pluma de periodista, asistida por luengos saberes teológicos, filosóficos, históricos, psicológicos, literarios. Y, si bien nuestro autor tratará con altura catedrática temas específicamente ligados con su formación académica, en otras oportunidades utilizará tal formación para opinar en cuestiones de picante actualidad. Si a ello se agrega el personalísimo sentido del humor que posee y su invariable costumbre de llamar a las cosas por su nombre, se comprenderá por qué sus artículos, leídos con avidez, levantan roncha".

Castellani era lo que luego se llamaría "un escritor comprometido". Pese a lo cual, nunca se definió a sí mismo como nacionalista, aunque nacionalistas hayan sido la gran mayoría de sus amigos. Y aunque llegara a ser candidato a diputado por la Alianza Libertadora Nacionalista, postulación que terminó de arruinar su relación con la Compañía de Jesús.

Dije que fue un "escritor comprometido" y que nunca se definió a sí mismo como nacionalista. Lo que pasó es que su verdadero compromiso fue con la verdad, tal como la veía en cada caso abordado por su aguerrida pluma.

-o-

Mis amigos y yo tuvimos un periódico que se llamó De Este Tiempo y que apareció en los años sesenta. Castellani escribía en él con bastante regularidad. Y, a propósito de sus colaboraciones, recuerdo que llegaban escritas a mano, con esa letra suya amplia, clarísima, casi escolar, que ponía de manifiesto su intención de ser entendido, a la vez que revelaba la falta de afectación de su carácter.

Dicen que sabía escribir a máquina, pero no lo hacía. De allí que mencionar "su aguerrida pluma", como acabo de hacer, no sea en realidad una metáfora.

Bueno ¿y qué decía la aguerrida pluma del propio Castellani sobre el periodismo y los periodistas? Un botón de muestra es el capítulo denominado "La Información", de su libro El nuevo gobierno de Sancho.

En pleno ejercicio del mando, instalado Sancho en la Sala de Sumas Examinaciones, se presenta un candidato a examinarse y Sancho pregunta:

-¿Quién es?

Le responde su colaborador Pedro Recio:

-Señor, es un aprovechado garzón destos reinos que acaba de acabar sus estudios.

-¿Pariente de los Garzones de Córdoba?

-No, señor, en modo alguno. Ni por pienso.

-¿Y qué estudios ha hecho?

-Estudios de periodista.

-¿Dónde?

-En todos los cafés, bares y bebederos públicos desta Insula.

-¿Qué leyó?

-Todos los libros de la Editorial Tor y la Editorial Claridad y además las obras completas de Vargas Vila, sin contar que tiene aprobado el bachillerato argentino (aclaro yo que la editorial Claridad es una editorial masónica y que Vargas Vila era un autor pornográfico).

-¿Qué demanda?

-Demanda de su Prominencia solamente el merecido diploma de Redactor de Primera Plana y, si fuera posible, el correspondiente puesto en el mejor diario de la Insula.

A continuación Sancho toma examen al candidato, del cual extraeré sólo algunas preguntas y respuestas.

-Señor Periodista ¿cómo se llaman las noticias del extranjero?

-Información.

-¿Y las noticias del país?

-Otras informaciones de carácter local.

-¿De qué hablará Chamberlain en su próximo discurso?

-De los fines de la guerra aliados.

-¿Y en el otro siguiente?

-De los fines aliados de la guerra.

-¿Y Hitler?

-Del Tratado de Versalles.

-¿Y Roosevelt?

-Del cariño que tiene a Sudamérica.

-¡Muy bien! Y dígame un poco ¿cómo son las incursiones nocturnas?

-Infructuosas.

-¿Y el fuego de artillería?

-Nutrido.

-¿Cómo se retiran las patrullas enemigas?

-En desorden

-¿Y nuestras tropas?

-Habiendo obtenido todos sus objetivos.

-¿Por qué peleamos nosotros?

-Por la justicia y el derecho.

-¿Quién tiene la culpa de la guerra?

-Los contrarios.

-¿Hacia dónde vamos con certeza?

-Hacia la victoria.

-La victoria ¿qué traerá?

-Un mundo mejor.

-Un mundo mejor ¿en qué consiste?

-En la fraternidad universal, por encima de todas razas y religiones.

Como ven, Castellani no era un devoto admirador de la sapiencia periodística en general, aunque respetaba y sentía afecto por algunos periodistas en particular. Escribió también sobre la prensa:

El diario de hoy es viejo y dice lo mismo que ayer.
Homero es nuevo como el sol.
El diario lo sé de memoria y por eso me pongo a leer
la última noticia en Platón.

Pues bien, pese a no considerar al periodismo un sacerdocio y pese a no guardar una actitud reverente ante la prensa, el cura ejerció el periodismo con denuedo, valiéndose de la prensa para servir a la patria y divulgar esforzadamente la verdad. Que no es poco mérito.

*Esta conferencia fue pronunciada el 14 de octubre de 2011 en la Universidad Católica Argentina.

 

lunes, 25 de enero de 2021

Castellani como periodista

 

ESTA CONFERENCIA RECUPERADA EXAMINA LA RELACION AMBIVALENTE QUE EL SACERDOTE-ESCRITOR MANTUVO CON LA PRENSA

Castellani como periodista (I)

jueves, 14 de enero de 2021

Conferencia de J. M. De Prada sobre Castellani y el género apocalíptico

Juan Manuel de Prada impartirá una conferencia telemática organizada por la Diócesis de Getafe que tratará sobre ‘La actualidad del género apocalíptico. Una visión contemporánea desde la figura de Leonardo Castellani’.

La charla tendrá lugar el 18 de enero, a las 20.00 horas (16 hs. Argentina, 15 hs. Venezuela, 14 hs. Perú, 13 hs. México) y a su término los participantes podrán realizar preguntas.

En el siguiente enlace encontrarán información para inscribirse en el encuentro

https://www.diocesisgetafe.es/index.php/noticias/convocatorias/309-convocatorias-2020/6615-el-escritor-juan-manuel-de-p

Más información (gentileza S. Randle): https://infovaticana.com/2021/01/16/la-diocesis-de-getafe-invita-a-juan-manuel-de-prada-a-hablar-de-leonardo-castellani/

jueves, 24 de diciembre de 2020

Homilía de Navidad (1964)

https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/b/ba/Adorazione_del_Bambino_-_Beato_Angelico.jpg/1200px-Adorazione_del_Bambino_-_Beato_Angelico.jpg
 
 La maravilla de Navidad no es que Dios se haya hecho Niño – aunque eso nos enternece – sino que se haya hecho hombre: ése es el misterio. Tal como aparece aquí, es un Niño, no puede hacer daño a nadie, es débil y amable: “apareció la benignidad y la humanidad de Dios – dice San Pablo; “tanto amó Dios al mundo que le dio a su Hijo Unigénito, no para que juzgue sino para que salve al mundo” – dice San Juan. “Dios podía salvar a los hombres de varias maneras; pero en ninguna tanto como ésta podía mostrar su amor a los hombres” – dice Santo Tomás.
 
Un poeta griego dijo que estar enamorado y tener seso, eso no puede ser, anoser en Dios. Pero aquí parecería que Dios también cayó en la volteada, pues nos amó con locura, dice San Pablo: “propter nimiam caritatem suam qua dilexit no” – o sea, por la caridad loca con que nos amó (Ef.2,4). Ese es el misterio.
 
Cuando nace, ya es un hombre santo; se verifican en él todas las Bienaventuranzas que más tarde había de enseñar Él, como paradigma de la santidad; incluso la bienaventuranza de la persecución, a cargo del Rey Herodes: es manso y sumiso a todos, no sólo al Emperador de Roma sino a los posaderos de Belén; es pobre repobre; llora, es puro de corazón, y es pacificador como cantaron los ángeles. Todo lo que va a seguir hasta la Cruz se deriva desto; y del estado del mundo cuando nació, el mundo caído, Israel decaído. Si un sabio de Atenas o Roma hubiese estado allí con los Pastores, le hubiese dicho: “Linda nación has venido a escoger para nacer: esta nación es una historia viva de la decadencia. Hay algunos individuos buenos; pero la nación como nación es una ignominia”. El Niño Dios hubiese contestado: “Lo que me interesa son los individuos: por esos dos que están a mi lado, yo hubiese nacido; y por el mismo Rey Herodes solo, hubiese muerto en la Cruz” -. Eso parece un poco de locura. El pueblo no se engaña con sus pesebres y sus crucifijos: en esas dos imágenes está indicado un amor incomprensible.
Los antiguos no comprendía el amor de Dios: nosotros tampoco por supuesto, pero sabemos que existe. 
 
Los judíos comprendían el temor de Dios; los griegos comprendían sólo el agradecimiento – y el temor – a los dioses de la mitología, los cuales se amancebaban con los hombres y mujeres mortales, no por amor sino por liviandad. Y los filósofos griegos no creían posible el amor de Dios; por lo menos Aristóteles. Dios está demasiado alto: el amor pide igualdad. Tenían un refrán que decía: “El amor busca iguales”, “amor pares invenit”, al cual San Agustín agregó dos palabras volviéndolo cristiano: “aut facit”, ¡o los hace! “El amor busca iguales o los hace”. Así Dios comenzó por igualarse a los hombres haciéndose hombre “nacido de mujer, nacido bajo la Ley”, y después trató de igualarnos con Él, levantándonos al amor divino por medio de la gracia, hasta llevarnos a la unión perfecta con la Deidad; pues “seremos semejantes a Él porque Le veremos tal cual es” dice el Evangelista del Amor (I Jn.3,2). Pero desde el instante del Bautismo comienza en el hombre ese proceso de asimilación a Dios; cuya continuación está en nuestras manos y también puede fracasar; y eso es tremendo. Porque ese amor es inmenso, perderlo para siempre es tremendo. El Infierno no es más que un amor perdido, rechazado. Por eso dice un villancico español:
 
“Si dese temblar de Dios
Yo también la causa fui
¡Mi Dios! ¿qué será de mí
Cuando yo tiemble y no Vos?
 
En fin, hoy no hay que acordarse del Infierno, aunque Herodes, que es el Infierno, anda cerca. “Gloria a Dios en lo alto y paz en la tierra a los hombres de fe” – que ése es el cántico de los ángeles: “tées eudokías”: no dice “de buena voluntad” sino de buena doctrina, de fe: “paz a los bienaventurados” (Lc.1,14): ésa es la palabra.
 
Para el amor se precisan dos. EL Hijo de Dios se preparó un amor para cuando naciera, el amor más común, más barato y más seguro, una madre – una familia; también un padre postizo; al cual Dios Padre, que lo nombró su representante, le dio corazón de Padre. El amor de Dios es difícil, hay que empezarlo por lo más fácil, que es el amor de familia; porque e agradecimiento es más fácil y el temor a Dios todavía más, pero el amor de Dios es como subir al Aconcagua pasando antes por todos los faldeos. Y así hizo Cristo, acogiendo en sí todos los amores humanos, - contra lo que dice dél el “el negro gordo”, o sea nuestro poeta Pedro B. Palacios, Almafuerte:
 
“Corazón cuyo amor intangible
Sin ningún otro amor se dilata,
Cual se estrellan y esfuerzan flexibles
Sin lograr abatir la muralla,
Ya tenemos, ya febles, ya locos,
Bramando y silbando los vientos que pasan.
La invasora legión de cariños
Que a la vida real nos amarra
No logró reducirlo, siquiera,
Ni al sacro materno dogal de la patria.
Ni arrancó la mujer a sus labios
Nada más que un feliz epigrama
Y a sus pies en la Cruz, su madre olvidada…
Jesús de Galilea
Para mí no eres Dios,
Eres sólo una idea
De la que corro en pos…
 
Esto es poesía de negro gordo. Almafuerte no era negro, era blanco y flaco, pero como decía Ramón Doll: “hay negros de todos colores”. (Una vez Ramón Doll estaba hablando de un individuo y lo nombraba a cada momento; “El gallego ese”. Y le dijeron: “¡Qué gallego! Si ése no nació en Galicia, nació en la Boca”. Y él retrucó: “¿Y qué tiene que ver? Hay gallegos de todas las nacionalidades”).
 
Contra lo que cree el negro blanco, Cristo acogió en su corazón todos los amores. ¿Y el amor carnal? Saltó ese amor, porque no lo necesitaba para llegar a la caridad, pero se guardó muy bien de condenarlo o denigrarlo, como hicieron y hacen después de él mucho filósofos y herejes. El amor carnal existe ¡cómo! Y se convierte o bien en caridad o bien en calamidad. Ese es su destino. Por suerte casi siempre o la mayoría de las veces se convierte en caridad, o sea, en amistad conyugal, que dice Aristóteles es la más firme de todas la amistades (la mayoría de las veces creo yo; no sé bien cómo anda el mundo). 
 
Cristo no podía atarse a la amistad conyugal, a una mujer, un hogar, unos hijos, porque tenía algo difícil que hacer y poco tiempo para hacerlo; pero algunas mujeres o alguna mujer tuvo hacia él no sólo amistad filial sino amistad conyugal –. Y él con una mujer se portó como un caballero andante – como Don Quijote con Dulcinea – si no es irreverencia.
 
Así que “tanto amó Dios al mundo”, con una caridad de chiflado, que le dio su Hijo Unigénito para que salvara al mundo – con el Amor rectificado y santificado.
 
Domingueras Prédicas

lunes, 16 de noviembre de 2020

Conferencia del Padre Biestro

El próximo viernes 20 de noviembre, a las 20:30 hs. de la Argentina, cierra el ciclo de Conferencias sobre el Padre Leonardo Castellani, con la charla 

"Aventura y Naufragio: Un recorrido por la poesía Jauja" a cargo del Pbro. Carlos Biestro

La transmisión en vivo será por el canal de YouTube del Instituto Padre Castellani y Ediciones Jauja: https://www.youtube.com/channel/UCnDAMQkijYGRiLHIwIzhxFw/

La imagen puede contener: 1 persona, texto que dice "CICLO DE CONFERENCIAS CASTELLANI: aventura y naufragio Aventura y naufragio Un recorrido por la poesía "Jauja" P. Carlos Biestro Viernes 20/11 20:30 hs ORGANIZA: Instituto P. Leonardo Castellani AUSPICIA: Ediciones JAUJA"

jueves, 22 de octubre de 2020

Más noticias del Proyecto "Apokalypsis" de Castellani

[Del Facebook de Caravel Producciones:]

Prueba de maquillaje con la genia y talentosa @jose.helguera ! Ya tenemos fecha de rodaje! No tenemos ni 1/3 del presupuesto pero sobra confianza en la Providencia!!!
Para ser instrumento de la providencia visitá www.apocalipsiscastellani.com
 

lunes, 19 de octubre de 2020

jueves, 8 de octubre de 2020

Proyecto "Apokalypsis": Novedades

 En una entrada anterior informamos sobre la miniserie documental inspirada en la obra El Apokalypsis de San Juan del P. Leonardo Castellani en la que están trabajando unos amigos de Caravel Producciones. Aún están necesitando aportes para continuar la filmación y producción, por lo que pueden ponerse en contacto con ellos para hacer su donación, por mínima que sea. 

A continuación, los avances del primer episodio.


martes, 29 de septiembre de 2020

Anécdota de Carlos Desimone

Hace un tiempo que quiero contarles esa anécdota:

Cuando el Padre Castellani fue expulsado de los Jesuitas, quien le dio asilo en su Diócesis salteña fue Monseñor Tavella. El Secretario del Obispado era, por ese entonces, mi tío el R.P. Roberto Desimone, salesiano.
 
Como mi tío pasaba sus vacaciones de verano en su Mendoza natal, si bien su alojamiento habitual era el Colegio Don Bosco, la siesta, sagrada en estos lares, lo sorprendía en casa, después del almuerzo.
 
En una ocasión, siendo yo Cadete del Colegio Militar de la Nación, durmió la siesta en mi habitación y descubrió sobre mi mesa de luz un libro del P. Castellani.
 
Me preguntó si lo leía y me contó la historia.
 
Al día siguiente recorrimos todas las librerías de Mendoza y me compró todos los libros que encontramos del P. Castellani, los que he leído y aún conservo. 
 
Esta historia data de entre los años 1982 y 1985, sin poder precisar exactamente cuál.
 
Si era ya por entonces asiduo lector de su obra, que un tío mío, sacerdote como él, me haya transmitido la bondad de sus escritos, y la contemporaneidad de su vida con la del P. Castellani, no hizo más que engrandecer su figura ante mis ojos.
 
Mi tío también fue un santo: fundador y primer Rector del Instituto de Humanidades de Salta y creador de la Orquesta Sinfónica Juvemil que supo deleitarnos en el Club Mendoza de Regatas.
 

 
 
 
Tomado del Grupo de Facebook "Padre Leonardo Castellani", reproducido con permiso del autor.

lunes, 14 de septiembre de 2020

Conferencia del Dr. Sergio Castaño

 Actualización: Aquí se puede ver la conferencia del Dr. Castaño.

Transmisión por canal de You Tube: https://www.youtube.com/channel/UCnDAMQkijYGRiLHIwIzhxFw/ 
 
Sobre el expositor:

Sergio Castaño (Buenos Aires, 1962) es investigador principal del CONICET y profesor titular por concurso de Derecho Político II (Teoría del Estado) en la Fac. de Derecho y Cs. Sociales de la Univ. Nacional del Comahue, así como director del Centro de Estudios Políticos de la Fac. de Cs. Jurídicas, Políticas y Sociales de la Univ. del Norte Santo Tomás de Aquino.

Es Doctor en Derecho Político de la Univ. Nac. de Buenos Aires (UBA) y Doctor en Filosofía de la Univ. Abat Oliva de Barcelona. Becario postdoctoral de la Fund. Universia en España, Italia y Alemania, realizó estudios postdoctorales en el Max Planck Institut für europäische Rechstegeschichte.

Ha sido profesor por concurso en la Fac. de Derecho de la UBA, y en las Universidades Católica Argentina, Austral, Católica de La Plata, FASTA, Santo Tomás de Chile y San Sebastián de Chile. Es autor de más de 140 artículos, entradas y capítulos en publicaciones científicas alemanas, italianas, españolas, polacas, mexicanas, brasileñas, colombianas, chilenas, uruguayas y argentinas. Autor, además, de varios libros.

lunes, 7 de septiembre de 2020

Roque Raúl Aragón y una semblanza del P. Castellani

 [Tomado de The Wanderer.]

 

Estimado Wanderer:
Hace la friolera de 27 años, en Bella Vista con los entonces muchachos de la Guardia de San Miguel, organizamos dos "Jornadas de Celebración del P. Castellani" que se desarrollaron los días 14 y 15 de agosto de 1993. 
Hace unos días, me topé por casualidad con los "cassettes" en los que habían quedado grabadas las charlas, debates y discusiones que tuvieron lugar durante aquellos dos inolvidables días. Pero, claro, la perla escondida, estaba en la señal de los festejos, la conferencia inicial de Roque Raúl Aragón, el fundador de la Guardia (junto con el P. Pinto O.P.) quien, en escasos 30 minutos, con su inconfundible cadencia tucumana, su articulado y sencillo castellano (desgrabarlo fue un placer, tan fácil se imponía la puntuación), su tono entre melancólico y esperanzado, su voz de argentino católico militante usque ad finem y su escondida sabiduría, nos entregó a un Castellani perfectamente retratado. 
Como oirán, se trata de una obra maestra de un maestro, un perfecto ejemplo de buena retórica, de oratoria amable, de... sencillo testimonio (con razón que lo queríamos tanto). 
Encontré esta versión en un cassette medio perdido entre mis cosas y lo hice convertir a un formato accesible para los amables lectores del blog de usted. 
Lo encontré de casualidad (sino que la casualidad no existe). 
Sursum corda, 

Jack Tollers

 

 

Aprovechamos para pedir oraciones por la pronta recuperación del biógrafo de Castellani, el Dr. Sebastián Randle.