Punto de encuentro de todos aquéllos que estén interesados en vida y obra del Padre Leonardo Castellani (1899-1981)

Para comunicarse con nosotros, escribir a castellaniana1899ARROBAgmailPUNTOcom

Temas

Biográficas Esjatología Apokalypsis Fariseísmo Literaria Camperas Liberalismo Profecía Conti Enseñanza Psicología Bloc de notas Patriotismo Poesía Verdad Domingueras Evangelio Jauja Jorge Luis Borges Papeles Sebastián Randle Sancho Dulcinea Ernesto Sábato Kirkegord Tomás de Aquino Democracia Fierro Juan XXIII/XXIV Oraciones Catolicismo mistongo Chesterton Ruiseñor San Agustín Vuelve o no Caillet España Homilías Nuncio Tradición Decíamos Esperanza Fermín Chávez Freud Fábulas Graffigna Iglesia Argentina Leopoldo Marechal Metri Militis Obediencia Reportaje Rosas Salta Arte Audouard Benson Catecismo Clase Dirigente Delfina Bunge Fernández de la Cigoña Ichtys Leopoldo Lugones Martita Metafísica Mi Tío el Cura Parábolas Políticas Reforma Sacrificio Suarecianismo Alcañiz Amistad Aristocracia Barletta Baudelaire Calderón Bouchet Cardenal Newman Cobardía Disandro Duhalde Espiritualidad Fabulas camperas Federico Ibarguren Gera Jorge Castellani Juan Manuel de Prada Juan Marzal Juan XXIII/XIV Judíos Maritain Mikael Milenismo Opinión Ortega Peña Pablo Hernández Papa Policial Rosal Schopenahuer Sermones Virgen de Luján Alianza Allegri Anquín Aragón Armelin Astrada Barcia Belloc Belén Bettanin Billot Bloy Castañeda Claudel Corpus Cuento Cultura Delaney Delhez Demonio Dictio Drama Eguren Fantasma en coche Filippo Francia Gamallo Giusti Hegel Hernández Arregui Horacio Igualdad Itinerarium Jousse Juan Luis Gallardo Juan Sasturain Juan de la Cruz Kant Kösters La Hostería Volante Lingüística Max Scheler Meyer Mugica Norte Bravo País en Crisis Periodismo Pluma Ponferrada Prada Prudencia Pío de Pietralcina Revolución Rougés Sabiduría Salvat Schoo Teología Teresa La Grande Trinidad Vallejo Vanini Venganza Verdera Vintila Horia Voluntarismo Walsh

sábado, 22 de junio de 2013

Francisco y Castellani, la opinión autorizada de "Lupus"


Juan XXV, más fantasía

Una breve digresión, antes de seguir con lo mío. En relación a este artículo de Carmelo López-Arias , en el cual parecen establecerse...

[Seguir leyendo]

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Creo que surge claro del artìculo -y de los autores consultados- que hay coincidencias con algunas cosas que dice Francisco con citas del cura Ducadelia. En ningún momento hacen un parangón Castellani - Bergoglio. Pero las coincidencias entre lo que algo de lo que "dijo" con la novela son claras. El problema es lo que hará

Anónimo dijo...

Que un jesuita de la edad del actual Papa desconozca a Castellani es imposible. Son muchas las coincidencias entre la novela y lo que está ocurriendo -o se está murmurando, como la descentralización de la Iglesia, etc, etc-
Creo que los dos autores citados -uno español, otro argentino- son palabra autorizada en Castellani y si advierte coincidencias habrá que atenderlas, aunque ninguno establezca una relaciòn entre ambos.

Castellaniana dijo...

Estimados anónimos,

Como dice Lupus, las coincidencias son circunstanciales. La novela Juan XXIII/XXIV es parte del ciclo esjatológico del P. Castellani, nada más que enmarcado en el pontificado del (verdadero) Juan XXIII. Para entender los "gestos" de Ducadelia hay que ir al Cura Loco de Su Majestad Dulcinea.

Con respecto a la afirmación de que como jesuita, Bergoglio debió conocer a Castellani, es bastante aventurada. Castellani fue expulsado de la Compañía mucho tiempo antes de que Bergoglio ingresase a ella. De hecho, Castellani era más conocido fuera de la SJ que dentro, con la excepción de sus compañeros de promoción, que en general le eran adversos.

Cuando JB ingresó a la Cía., la misma estaba a cargo de sacerdotes que ni siquiera habían coincidido con Castellani --la mayoría provenía de San Miguel y cuando Castellani era "alguien" ellos estaban en Europa. De hecho, desde 1955, la línea que gobernaba la SJ en la Argentina era la theilariana. Los jesuitas de la época de Castellani, muchos de ellos "sospechosos" de peronistas, estaban bien "guardados".

Como muchos atestiguan, desde 1947, las bibliotecas de la SJ habían sido purgadas de la obra de Castellani. Si Bergoglio conoció algo de Castellani, lo hizo fuera de la Cía.--de eso casi no puede haber duda.

La invitación a regresar a la SJ le vino a Castellani cuando la provincia estaba a cargo de tercermundistas y como parte del intento de "apropiación" de la figura de Castellani por parte de sectores de la izquierda peronista. Será recién cuando la derecha peronista se haga cargo del Movimiento que coincidentemente Jorge Bergoglio sea designado provincial --y en ese tiempo no hubo reivindicaciones para Castellani.

Todo esto no quiere decir que JB no haya leído la novela de Castellani, que le haya gustado y que hoy como Papa Francisco no la tenga de programa. Pero eso no podemos afirmarlo de ningún modo sobre la base de unas pocas coincidencias.


Ahora bien,

Lupus dijo...

Estimados, amén de lo que confirma el fautor de Castellaniana respecto de un Bergoglio lector de Castellani (varios detalles no los conocía, y son sumamente atendibles), insisto en esto que traté de expresar sin mayor euforia: si bien hay algunas coincidencias, hay demasiadas "des-coincidencias". Por ejemplo, una de las principales medidas de Ducadelia-Juan XXIII es rastrear, pesquisar y, llegado el caso, reducir al estado laical a los malos predicadores... No quise anotarlas una por una para no entrometerme en la tarea de cada lector. Saludos a todos

Lupus dijo...

Una sola cosa más. ¿Los hinchas de San Lorenzo y los motoqueros Harley son gente pero los músicos de una Sinfónica no? No se llega a ver el punto de equilibrio de un sosías de Ducadelia, quien además pedía "volver a la religión más difícil, no más fácil", y por eso castigaba todo conato de "predicación irreal" –de acuerdo a lo que señalé en el comentario anterior. Pero ojalá ustedes, Biestro y de Prada estén en lo cierto.

Anónimo dijo...

Palabra "autorizada" para decir algo de o sobre Castellani es todo buen y experto lector. Y el texto de Lupus que aqui se trasncribe apunta a la supuesta paridad Bergoglio-Ducadelia, no a otra cosa. Se equivoca el primer anonimo. Veremos lo que hara, en eso estoy de acuerdo, pero mientras vemos lo que hace.

Enrique

Anónimo dijo...

Falta el agua y falta el puente. Hasta que no se compruebe que es una profecia, es una fantasia.
Coincido con lupus y castellaniana.
Madurga

Anónimo dijo...

Descentralizacion? Cuál? si de lo único que se habla es del papa!
Ojalá Ducadelia, ojalá.

Chino Benitez