Punto de encuentro de todos aquéllos que estén interesados en vida y obra del Padre Leonardo Castellani (1899-1981)

Para comunicarse con nosotros, escribir a castellaniana1899ARROBAgmailPUNTOcom

Temas

Biográficas Esjatología Apokalypsis Fariseísmo Literaria Camperas Liberalismo Profecía Conti Enseñanza Psicología Bloc de notas Patriotismo Poesía Verdad Domingueras Evangelio Jauja Jorge Luis Borges Papeles Sebastián Randle Sancho Dulcinea Ernesto Sábato Kirkegord Tomás de Aquino Chesterton Democracia Fierro Juan XXIII/XXIV Oraciones Catolicismo mistongo Ruiseñor San Agustín Vuelve o no Caillet España Homilías Metri Nuncio Tradición Audouard Decíamos Esperanza Fermín Chávez Francia Freud Fábulas Graffigna Iglesia Argentina Leopoldo Marechal Militis Obediencia Reportaje Rosas Salta Arte Benson Catecismo Clase Dirigente Delfina Bunge Fernández de la Cigoña Ichtys Leopoldo Lugones Martita Metafísica Mi Tío el Cura Parábolas Políticas Reforma Sacrificio Suarecianismo Alcañiz Amistad Aristocracia Barletta Baudelaire Calderón Bouchet Cardenal Newman Cobardía Disandro Duhalde Espiritualidad Fabulas camperas Fantasma en coche Federico Ibarguren Gera Jorge Castellani Juan Manuel de Prada Juan Marzal Juan XXIII/XIV Judíos Maritain Mikael Milenismo Opinión Ortega Peña Pablo Hernández Papa Policial Rosal Schopenahuer Sermones Virgen de Luján Alianza Allegri Anquín Aragón Armelin Astrada Barcia Belloc Belén Bettanin Billot Bloy Castañeda Claudel Corpus Cuento Cultura Delaney Delhez Demonio Dictio Drama Eguren Filippo Gamallo Giusti Hegel Hernández Arregui Horacio Igualdad Itinerarium Jousse Juan Luis Gallardo Juan Sasturain Juan de la Cruz Kant Kösters La Hostería Volante Lingüística Max Scheler Meyer Mugica Norte Bravo País en Crisis Periodismo Pluma Ponferrada Prada Prudencia Pío de Pietralcina Revolución Rougés Sabiduría Salvat Schoo Teología Teresa La Grande Trinidad Vallejo Vanini Venganza Verdera Vintila Horia Voluntarismo Walsh

domingo, 29 de mayo de 2011

Opinión polémica: Castellani y la cultura argentina

miércoles, 25 mayo 2011
El cura marginal
Lo único que falta ahora es que la cultura argentina empiece a descubrir aCastellani. No sé, no lo veo. Por mí encantado, pero no lo veo. Lejos de mí cualquier exclusivismo sectario o elitista —tan lejos como estoy de aquel adolescente que escuchaba Pink Floy y King Crinsom, y se congratulaba (en su pequeño rebaño) de que esa música no fuera masiva. Tampoco me molestaría un acercamiento meramente estético al cura, como un outsider o un exótico. Me parece improbable, nomás; no veo que haya material para eso. Pero no me disgustaría. Dudo que fuera peor que la apropiación nacionalista-católica. Y seguramente sería mucho mejor que ese lanzamiento que intentaron en España (Prada) como el «Chesterton argentino» -entendido éste a su vez al modo católico español en registro «anti-progre». Ay. Por suerte, esa movida no prosperó - si no me equivoco. Justo acabo de leer a un católico brasileño tradicionalista postulando aGustavo Corção —católico de derecha, ingeniero, converso, ensayista mediocre— como ... ¿adivinan?...."el Chesterton brasileño". Es para llorar. Aunque también puede ser un título justo... en otro sentido, no para caracterizar la calidad de ese católico, sino la calidad del catolicismo brasileño - y por extensión latinoamericano: allá tienen a Chesterton, acá tenemos a ... Gustavo Corção. (Y a Meinvielle ladrándole a Maritain, y ...)
Por eso, y a pesar de todo, a pesar de los malentendidos y decepciones imaginables, y a pesar de las limitaciones (la chantada, la gansada, el prejuicio arbitrario y el ocasional mal gusto), a pesar de que sólo puedo recomendarlo hasta ahí, Castellani es de esas pocas figuras de la familia que me gustaría que fuera más conocido. En particular, me gustaría (y esperaría) que le agarren cariño al personaje, más que a sus ideas... Y disculpen si es mala disyuntiva.
hernan   ~   25/05/2011   ~  # comentar

5 comentarios:

Anónimo dijo...

En España, Prada ha presentado a Castellani como al Chesterton de la lengua española. No como al Chesterton argentino.

Y por supuesto, los lectores españoles que han conocido a Castellani gracias a Prada no se quedan limitados a lo que diga Prada sobre él, ni a sus antologías. Pueden entrar, por ejemplo, en este blog y conocer más su obra y su figura. Gracias a Prada y a ustedes.

Anónimo dijo...

Digo que igual le pasará a quien se acerque a Castellani con cualquier prejuicio, o solo buscando al profeta hosco, o al «utopista heteróglota». Ya le irá conociendo. «Que hablen de mí, aunque sea bien».

Castellaniana dijo...

Gracias por los comentarios.-

Anónimo dijo...

Lo que ha hecho Prada en España con Castellani es digno de aplauso, recuperando selecciones de artículos inencontrables para el lector español y editando dos de sus obras maestras, "El APokalypsis de San Juan" y "El Evangelio de Jesucristo". Lo del "Chesterton en lengua española" fue un eslogan publicitario de la editorial para hacer atractiva una figura totalmente desconocida, pero en los prólogos que Prada ha escrito a los libros del autor hay una aproximación cabal y seria al escritor. Me parece muy mezquino este artículo

Castellaniana dijo...

Estimado anónimo del 16/12/11 a las 10:11

Nos limitamos a reproducir esta opinión que --ya desde el título-- tildamos de polémica.

Para nada quiere decir que la apoyemos.

Pero aquí tiene lugar toda opinión informada sobre el P. Castellani.

Gracias por su comentario.

Cordialmente.-