Punto de encuentro de todos aquéllos que estén interesados en vida y obra del Padre Leonardo Castellani (1899-1981)

Para comunicarse con nosotros, escribir a castellaniana1899ARROBAgmailPUNTOcom

Temas

Biográficas Esjatología Apokalypsis Fariseísmo Literaria Camperas Liberalismo Profecía Conti Enseñanza Psicología Bloc de notas Patriotismo Poesía Verdad Domingueras Evangelio Jauja Jorge Luis Borges Papeles Sebastián Randle Sancho Dulcinea Ernesto Sábato Kirkegord Tomás de Aquino Democracia Fierro Juan XXIII/XXIV Oraciones Catolicismo mistongo Chesterton Ruiseñor San Agustín Vuelve o no Caillet España Homilías Nuncio Tradición Decíamos Esperanza Fermín Chávez Freud Fábulas Graffigna Iglesia Argentina Leopoldo Marechal Metri Militis Obediencia Reportaje Rosas Salta Arte Audouard Benson Catecismo Clase Dirigente Delfina Bunge Fernández de la Cigoña Ichtys Leopoldo Lugones Martita Metafísica Mi Tío el Cura Parábolas Políticas Reforma Sacrificio Suarecianismo Alcañiz Amistad Aristocracia Barletta Baudelaire Calderón Bouchet Cardenal Newman Cobardía Disandro Duhalde Espiritualidad Fabulas camperas Federico Ibarguren Gera Jorge Castellani Juan Manuel de Prada Juan Marzal Juan XXIII/XIV Judíos Maritain Mikael Milenismo Opinión Ortega Peña Pablo Hernández Papa Policial Rosal Schopenahuer Sermones Virgen de Luján Alianza Allegri Anquín Aragón Armelin Astrada Barcia Belloc Belén Bettanin Billot Bloy Castañeda Claudel Corpus Cuento Cultura Delaney Delhez Demonio Dictio Drama Eguren Fantasma en coche Filippo Francia Gamallo Giusti Hegel Hernández Arregui Horacio Igualdad Itinerarium Jousse Juan Luis Gallardo Juan Sasturain Juan de la Cruz Kant Kösters La Hostería Volante Lingüística Max Scheler Meyer Mugica Norte Bravo País en Crisis Periodismo Pluma Ponferrada Prada Prudencia Pío de Pietralcina Revolución Rougés Sabiduría Salvat Schoo Teología Teresa La Grande Trinidad Vallejo Vanini Venganza Verdera Vintila Horia Voluntarismo Walsh

viernes, 9 de noviembre de 2012

"Tercer Mundo"


El 15 de agosto de 1967, un grupo de dieciocho obispos del llamado “tercer mundo” (o “países no alineados”), en su mayoría brasileños y franceses, produce un Mensaje, que “prolonga y adapta la encíclica Populorum Progressio” del Papa Pablo VI. Entre otras cosas, el famoso mensaje decía que “los cristianos tienen el deber de mostrar que el verdadero socialismo es el cristianismo integralmente vivido, en el justo reparto de los bienes y la igualdad fundamental de todos. Lejos de contrariarnos con él [el socialismo] sepamos adherirnos con alegría, como a una forma de vida social mejor adaptada a nuestro tiempo y más conforme con el espíritu del Evangelio.”

En la Argentina, monseñor Alberto Devoto, entonces obispo de Goya (Corrientes), entrega una copia del original en francés al Pbro. Miguel Ramondetti, amigo suyo que se encontraba de misión en Goya, para que traduzca el texto y lo envíe a todos los obispados del país.

De regreso en la diócesis de Avellaneda en la que estaba incardinado, el P. Ramondetti se reúne con los sacerdotes Rodolfo Ricciardelli y André Lanzón, y comienzan la traducción y difusión del Mensaje. Pronto se reciben adhesiones de tres centenares de sacerdotes de casi todas las diócesis argentinas y en varias ciudades se realizan asambleas para discutir el texto.

En abril del año siguiente, un Comité Organizador, con el patrocinio de D. Helder Câmara (arzobispo de Olinda y Recife, Pernambuco, Brasil), convoca a los sacerdotes adheridos a un Encuentro de Responsables Zonales. Esta reunión tendrá lugar el 1º y 2 de mayo en el Hogar Sacerdotal de Villa Manuel (Córdoba), asistiendo veintiún sacerdotes en representación de trece diócesis y quedando constituido el Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo —con un secretario general (Ramondetti), un secretariado triunviro (Ricciardelli, Héctor Botán y Jorge Vernazza), coordinadores zonales y delegados representantes ante los obispos diocesanos—. En esta ocasión, se emite un documento sobre La violencia en América Latina, llamando a “no confundir la violencia injusta de los opresores que sostienen este nefasto sistema, con la justa violencia de los oprimidos, que se ven obligados a recurrir a ella, para buscar su liberación”.

El documento en cuestión será remitido posteriormente a los obispos latinoamericanos reunidos en Medellín, adjuntado 432 firmas de sacerdotes argentinos. Van a adherir, además, doscientos sacerdotes brasileños, casi cien uruguayos y cincuenta bolivianos.

En un primer momento, el Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo (MSTM) publicará sus documentos en la revista Cristianismo y Revolución, y editará, posteriormente, un boletín, Enlace, dirigido por el Pbro. Alberto Carbone, del arzobispado de Buenos Aires. Y también organizará encuentros nacionales anuales, muy concurridos y comentados.

Además de los encuentros y publicaciones, el MSTM llevará a cabo algunas acciones que causarán gran revuelo como la manifestación de sacerdotes frente a la Casa de Gobierno en Buenos Aires, la supresión de las misas de Nochebuena, el apoyo al “Plan de Lucha” de la Confederación General del Trabajo (CGT), la correspondencia con Perón, etc.

En julio de 1970, el P. Castellani publicará en el periódico Tiempo Político la nota “Tercer Mundo” que aquí ponemos gracias al Whiskerer. (Esta nota será reproducida en el diario La Nueva Provincia de Bahía Blanca y recopilada en los libros La Quimera del Progresismo -con obras de otros autores- y en Notas a Caballo de un País en Crisis -editado junto a Crítica Literaria-.)

El MSTM se diluirá tras el VI (y último) Encuentro Nacional en Córdoba en agosto de 1973, por diferencias en cuanto a la obediencia debida a Perón, al tipo de apoyo a dar a los grupos armados vinculados al Movimiento, a la cuestión de la “religiosidad popular” y a la integración formal o no de los “curas casados” en dicho grupo.

En la nota que reproducimos, el Padre Castellani se refiere principalmente a las "Reflexiones Teológicas", autoría del Pbro. Lucio Gera (profesor del Seminario Arquidiocesano de Buenos Aires), que acompañaban una recopilación de documentos que fue publicada por el Movimiento con el título Sacerdotes para el Tercer Mundo en 1970.

Leonardo Castellani, "Tercer Mundo"

No hay comentarios.: