Punto de encuentro de todos aquéllos que estén interesados en vida y obra del Padre Leonardo Castellani (1899-1981)

Para comunicarse con nosotros, escribir a castellaniana1899ARROBAgmailPUNTOcom

Temas

Biográficas Esjatología Apokalypsis Fariseísmo Literaria Camperas Liberalismo Profecía Conti Enseñanza Psicología Bloc de notas Patriotismo Poesía Verdad Domingueras Evangelio Jauja Jorge Luis Borges Papeles Sebastián Randle Sancho Dulcinea Ernesto Sábato Kirkegord Tomás de Aquino Chesterton Democracia Fierro Juan XXIII/XXIV Oraciones Catolicismo mistongo Ruiseñor San Agustín Vuelve o no Audouard Caillet España Francia Homilías Metri Nuncio Tradición Decíamos Esperanza Fermín Chávez Freud Fábulas Graffigna Iglesia Argentina Leopoldo Marechal Militis Obediencia Reportaje Rosas Salta Arte Benson Catecismo Clase Dirigente Delfina Bunge Fernández de la Cigoña Ichtys Leopoldo Lugones Martita Metafísica Mi Tío el Cura Parábolas Políticas Reforma Sacrificio Suarecianismo Alcañiz Amistad Aristocracia Barletta Baudelaire Calderón Bouchet Cardenal Newman Cobardía Disandro Duhalde Espiritualidad Fabulas camperas Fantasma en coche Federico Ibarguren Gera Jorge Castellani Juan Manuel de Prada Juan Marzal Juan XXIII/XIV Judíos Maritain Mikael Milenismo Opinión Ortega Peña Pablo Hernández Papa Policial Rosal Schopenahuer Sermones Virgen de Luján Alianza Allegri Anquín Aragón Armelin Astrada Barcia Belloc Belén Bettanin Billot Bloy Castañeda Claudel Corpus Cuento Cultura Delaney Delhez Demonio Dictio Drama Eguren Filippo Gamallo Giusti Hegel Hernández Arregui Horacio Igualdad Itinerarium Jousse Juan Luis Gallardo Juan Sasturain Juan de la Cruz Kant Kösters La Hostería Volante Lingüística Max Scheler Meyer Mugica Norte Bravo País en Crisis Periodismo Pluma Ponferrada Prada Prudencia Pío de Pietralcina Revolución Rougés Sabiduría Salvat Schoo Teología Teresa La Grande Trinidad Vallejo Vanini Venganza Verdera Vintila Horia Voluntarismo Walsh

lunes, 29 de septiembre de 2014

Ediciones raras: "Conversación y crítica filosófica" (1986)


Tapa de la 2ª edición (1986) de Conversación y crítica filosófica
por Ediciones "El Ermitaño Urbano". Son 285 páginas.

"Ermitaño Urbano" fue el apodo que varias veces utilizó el Padre Castellani para referirse a él mismo. En algún lado, Fermín Chávez lo llama "el Ermitaño Urbano de San Telmo". A la manera de los miembros de las órdenes y congregaciones religiosas, Castellani agregó varias veces el "E.U." final a su nombre. Así se intitula también un capítulo de su novela Juan XXIII/XXIV.

No tenemos demasiadas noticias del sello "Ediciones El Ermitaño Urbano", pero deducimos que se trató de un grupo de discípulos del Padre que quizo editar especialmente textos vinculados a la Psicología. Además de la 2ª ed. de Conversación y Crítica Literaria, E.U. sacó en 1988 La catarsis católica en los ejercicios espirituales de Ignacio de Loyola, primera edición en castellano de La catharsis catholique dans les exercises spirituels d'Ignace de Loyola (la tesis doctoral del Padre en la Sorbona. Hubo posteriormente, en 1991, una segunda edición castellana de Ediciones Epheta).

En su 1ª ed. (Buenos Aires: 1941), Conversación y crítica filosóficahabía salido en el sello Espasa-Calpe Argentina, con 230 páginas.


Cubierta de la edición de 1941.

Cubierta de la edición de 1941.

Tapa en rústica de la edición de 1941.


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Milagro, milagro!!
En librería de la calle Solís encontrarás la edición de 1941, pero flamante y recién salida del horno.
Otro taumaturgo como Vórtice.
Pampero (volvió)

Anónimo dijo...

Pampero:

¿es Ud otro "agente" del "heredero"?

Que gracioso que alguien que recibió los derechos de las Obras de Castellani haga todo lo posible para que Castellani no se edite. Bah, que no se edite en Argentina. En España sí que hace negocios.

Bueno, a fuerza de verdad hay que decir que aquí permitió editar Juan XXIII (XXIV). Claro, con el papa argentino se podía hacer un batacazo. Mas quexen algún reportaje dio semejanzas entre Castellani y el papa reinante.

Espero que Ud en su coerencia no tenga ni una fotocopia ni lea nada en internet, no sea que robe los derechos de alguien.

Por otra parte, no se entiende por qué acusa a Vortice ya que ese conflicto se dirimió en sede judicial.

Porteño

Martín Miguel Fierro dijo...

Esperamos más milagros "destos" aunque rabie el Padre B, quien deberá rendir cuentas como principal culpable de la "descastellanización". Un necio con un pequñito y dañino poder...