Punto de encuentro de todos aquéllos que estén interesados en vida y obra del Padre Leonardo Castellani (1899-1981)

Para comunicarse con nosotros, escribir a castellaniana1899ARROBAgmailPUNTOcom

Temas

Alcañiz Alianza Allegri Amistad Anquín Apokalypsis Aragón Aristocracia Armelin Arte Astrada Audouard Barcia Barletta Baudelaire Belén Belloc Benson Bettanin Billot Biográficas Bloc de notas Bloy Caillet Calderón Bouchet Camperas Cardenal Newman Castañeda Catecismo Catolicismo mistongo Chesterton Clase Dirigente Claudel Cobardía Conti Corpus Cuento Cultura Decíamos Delaney Delfina Bunge Delhez Democracia Demonio Dictio Disandro Domingueras Drama Duhalde Dulcinea Eguren Enseñanza Ernesto Sábato Esjatología España Esperanza Espiritualidad Evangelio Fábulas Fabulas camperas Fantasma en coche Fariseísmo Federico Ibarguren Fermín Chávez Fernández de la Cigoña Fierro Filippo Francia Freud Gamallo Gera Giusti Graffigna Hegel Hernández Arregui Homilías Horacio Ichtys Iglesia Argentina Igualdad Itinerarium Jauja Jorge Castellani Jorge Luis Borges Jousse Juan de la Cruz Juan Luis Gallardo Juan Manuel de Prada Juan Marzal Juan Sasturain Juan XXIII/XIV Juan XXIII/XXIV Judíos Kant Kirkegord Kösters La Hostería Volante Leopoldo Lugones Leopoldo Marechal Liberalismo Lingüística Literaria Maritain Martita Max Scheler Metafísica Metri Meyer Mi Tío el Cura Mikael Milenismo Militis Mugica Norte Bravo Nuncio Obediencia Opinión Oraciones Ortega Peña Pablo Hernández País en Crisis Papa Papeles Parábolas Patriotismo Periodismo Pío de Pietralcina Pluma Poesía Policial Políticas Ponferrada Prada Profecía Prudencia Psicología Reforma Reportaje Revolución Rosal Rosas Rougés Ruiseñor Sabiduría Sacrificio Salta Salvat San Agustín Sancho Schoo Schopenahuer Sebastián Randle Sermones Suarecianismo Teología Teresa La Grande Tomás de Aquino Tradición Trinidad Vallejo Vanini Venganza Verdad Verdera Vintila Horia Virgen de Luján Voluntarismo Vuelve o no Walsh

viernes, 16 de septiembre de 2011

Polémica: ¿Mamotreto sí, mamotreto no?

Dejado por un seguido anónimo como comentario a la nota anterior.



Atacan al mamotreto

verde de Sebastián Randle

porque les duele en el glande

que se muestren sus miserias.

Gente tan sobria, tan seria,

se fabrican a medida

un cura que con su vida

les cuaje con su ceguera,

se nota por las zonceras

de quién la nota escribió,

que al libro no lo leyó

o no tiene entendederas.



11 comentarios:

Anónimo dijo...

eeehh kilombo!

Anónimo dijo...

Ah, sí, los de "la verdad permanece"... la de ellos, que no importa si permanece en sí. Resulta curioso que el dicho señor traiga un texto de Soler Cañas, quien al fin de cuentas dice que sí, que Castellani a veces escribía mal, a propósito, apurado, salteándose las formas, de manera "vital". Lo cual es cierto, porque lo llevaban en volandas sus pensamientos tremendos, potentes, teológicos, re-li-gio-sos, irrefrenables. Y si la rima se le escapaba, pues jodía, para nuestro solaz.

El dicho señor (a quien le deseamos que su verdad permanezca, mas ¡por Dios! que no nos pertenezca) gusta de Castellani, no se lo vamos a negar. Pero algunas cosas no le ha entendido, y parece que tampoco a Soler Cañas, en lo que éste haya entendido. Cuánto menos, lógicamente, a S. Randle.

Andá a saber con qué rara necesidad se complicó este señor para salir a defenderlo al cura de uno de sus mejores defensores.

El Escribidor

CP dijo...

¿Es necesario esto?

Resulta agresivo y, además, un tanto vulgar.

Una lástima.

Anónimo dijo...

Amigo, lea la nota de stat veritas que encendio la mecha, y despues me cuenta.

Anónimo dijo...

No veo nada vulgar. Se nota bronca pero sobre todo cansancio, a mi me pasa lo mismo. Se ponen nombres pomposos, invocan a los que conviene y levantan del dedo acusador, juzgan sin piedad, pero no se les puede decir nada porque es una "lastima". Lo que no hace falta es justamente faltar el respeto de esa manera.

Castellaniana dijo...

Estimado CP:

Le pedimos disculpas si se siente ofendido. No fue ésa la idea.

En cuanto a la agresividad, lo sería tanto como la nota que motivó esta respuesta. Por nuestra parte, no creímos que fuera más agresivo que cualquier otro debate acalorado.

Sobre lo de vulgar, no vemos dónde. Si se refiere a la palabra que designa la cabeza del miembro viril masculino (DRAE), nos parece que no es para tanto. Si vamos a censurar esto, deberíamos olvidarnos de varias cosas del mismo Castellani.

Repetimos que la idea de este bloc de notas es dar lugar a todos los "castellanianos", sin tomar partido. Obviamente, eso implica tolerar cierto tono en los debates que temas como éste (el de la poesía de Castellani) necesariamente suscitan.

Coronel Kurtz dijo...

Si me permiten, respecto a este debate y otros entorno a Castellani, me gustaría decir algo.

Cuando Benítez dijo de Castellani que era "género único", creo que no tenía cabal entendimiento de hasta dónde había acertado.

Castellani no fue hombre "de partido", ni dentro ni fuera de la Iglesia. Era demasiado como para eso.

Si uno busca, encontrará cosas del Padre a favor de la Misa nueva y en contra de ella; una dedicación al arzobispo Lefebvre y prólogos a escritores que no son "del palo"; una dura crítica de los tércero-múndicos y una defensa de algunas de las medidas más controvertidas de los curas tercermundistas; elogios del Carlismo y duras palabras contra de él; alabanzas al nacionalismo argentino y condenas contra "los nacionalistas"; denuncias del régimen conservador y elogios a políticos conservadores; buenas dosis de anglofilia y de anglofobia; alabanzas a España y su obra, así como durísimas críticas a ella y a su obra; recomendaciones de cierta literatura apocalíptica y rechazos de esos mismos autores...

Y eso sin meternos en rumores sobre supuestos textos del Padre que han sido escondidos y que vendrían a cambiar la imagen que sobre él tenemos.

En cualquier caso, creo que las duplas Delrey-Don Benja, Florio-Cura Loco y tantas otras que aparecen a lo largo de su obra, reflejan de alguna forma su estar, respecto a tantos temas, "in two minds", como dicen los ingleses cuando están indecisos respecto a algo.

La persona inteligente y sincera no niega ver lo que haya de verdadero aún en el enemigo y, asimismo, no puede negar lo que no le cierra incluso de sus "amigos".

Además de eso, Castellani era de esas personas con una rica vida interior que, quizá por cierta predisposición introvertida, no pueden establecer una comunicación plena de sus ideas con sus amigos, o porque éstos no se encuentran al mismo nivel (o porque se encuentran lejos u ocupados o lo que sea), o por una melancolía que se ve exaltada en estos hombres únicos y singulares según creían los clásicos.

Es obvio que frente a una personalidad tan rica como ésta, puedan existir interpretaciones diversas y hasta encontradas.

Si la biografía tal como es expuesta en el "Mamotreto verde" no coincide del todo con la versión "canónica" que Jorge Castellani incluyó en los tomitos de Dictio, o con la de Irene Caminos, en todo caso abre una veta para una mayor investigación. Pero no para la difamación o la crítica por la crítica en sí.

Alguien deberá encontrar, por ej., en los archivos de la Gregoriana o del Vaticano pruebas del doctorado en Teología o de la "famosa" bula de Doctor Sacro Universal.

Podemos también discutir si los diarios y borradores de cartas eran meros ejercicios de catarsis, y en todo caso, habrá que aportar pruebas más o menos indirectas, o, tal vez, en el caso de las cartas, encontrar los originales en algún archivo, a ver qué tan distintas eran respecto a sus borradores.

O, con respecto al tango, ¿realmente Castellani se lo perdió, como dijo alguien? ¿O era que Castellani hablaba de otra cosa cuando se quejaba de los "tanguitos" que escuchaba en la radio (y si tanto le molestaban por qué siguió escuchándolos hasta su muerte)? En todo caso, son temas opinables, abiertos a una mayor profundización.

Sobre la poesía es innegable que el Padre solía romper la métrica o la rima en algún lado o introducir algún "elemento" ajeno que nos deja a veces un feo sabor de boca. Podemos discutir si esto era a propósito o no, si estaba quizá abriendo su propio camino o si era incapacidad "musical" a pesar de su innegable capacidad de versificador, etc. En todo caso, es posible un legítimo debate, sin necesidad de descalificar al que piense distinto.

Whiskerer dijo...

Lo de la poesía se discutió, y a fondo, en las jornadas de bella vista que están en et voilá, y entre pesos pesados (R. R. Aragon, J. N. Ferro, Caponnetto, Biestro, Alegri, Battaglia , etc).

Para rematarla, el propio Benjamin Benavidez y su "biografo", o sea, Castellani sobre Castellani, reconocen que no es poeta, por partida doble.

Pero no es ese el punto aca, sino la bilis derramada indistintamente sobre el ladrillo verde y sobre su autor, lo que ya de por sí descalifica la crítica proveniente de un autotitulado "crítico" de arte.

Suscribo, entonces, los versos "vulgares".

Whiskerer.

Anónimo dijo...

A Castellani no le hubiese gustado que seamos autómatas. El no lo era.
Ni siquiera que lo hubiésemos sido de cara a él, aceptándolo de pe a pa tan solo porque se tratara de su persona.
Por otro lado, no es posible hacer eso sin olvido del principio de contradicción, pues no hay tutía: con sus idas y vueltas si le aceptás unas ideas necesariamente no le aceptás otras. Ya dio breve cuenta el Coronel sobre esto.

Ahora bien, vayamos al punto olvidando todo lo anterior: la poesía de Castellani.
Al menos a mí me pasa que la prosa de Castellani me parece mejor cuanto más la releo y no así con la poesía.
No tengo la chapa de los que comentó Whiskerer para opinar del tema, pero coincido.
No puedo más que dejar de lado las cuestiones técnicas y solo decir: ¿me gusta o no me gusta la poesía de Castellani?
Y la verdad es que unas pocas me gustan, pero pocas.

El Carlista.

Ps.

- Todo lo que venga de la FSSX es bueno.
- Todo lo de Castellani es bueno.
- Todo lo ...

No jodan, ya estamos grandes.

Anónimo dijo...

A riesgo de sonar grondonezco me parece que tenemos q partir de un concepto común de poesía. Si la misma implica necesariamente la perfección pulcrísima de la técnica entonces el padre no era un poeta en absoluto; ahora si la misma consiste en decir bellamente las grandes realidades que han conmovido desde siempre al hombre el padre si es un poeta, y de los mejores. Pero para serles sinceros para mi Castellani es inclasificable; coincido con el carlista. En sus poesías sólo encontramos unas pocas buenas; ahora bien, a un poeta lo podemos juzgar si es de los grandes por sus mejores poesías, si ha producido una gran poesía (aunque sea sin querer queriendo o se le haya chispoteado); o podemos juzgarlo por su producción total, y en este sentido el padre está al horno con fritas.
Creo que no hay que ser tan idiota como para deificar al padre afirmando que cualquiera de sus despachos en contra de alguien o algo constituye una opera magna para el occidente cristiano, quien así sostenga algo del cura, es porque en realidad no entendió nada.
Que escribía mal a propósito, es lo más probable, creo que era su protesta en contra del estetisismo snob, no eran errores sutiles de métrica, eran bastante gruesos como para que no hayan sido a drede; pero todo ésto también acompañado de una realidad, él no es Rubén Darío, ni habría podido serlo si lo hubiera querido.
Es mi limitada opinión.

Dummy del 8.

Leí la nota en stat veritas y con todo respeto digo que: "usufructuadores del papel impreso" me parece que más que licencia poética es un año sabático entero.

CP dijo...

Bueno, bueno. Retiro lo dicho. Si quieren borren mi comentario.

Me sorprendió un poco que anden repartiendo dolores de glande por ahí.

Haya paz.